De  Milenio

Con el rechazo del PAN, el Senado aprobó con 96 votos a favor y 21 en contra la lista de diez aspirantes a fiscal general que se remitirá al presidente Andrés Manuel López Obrador, al acordar que haya cuando menos dos comparecencias abiertas antes de tomar la decisión. 

De acuerdo al líder Morena y presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal, el presidente puede remitir la terna desde el primer minuto que reciba el listado y perfiló que pudiera llegar mañana.

“La lista de estos diez se enviará al Presidente de la República hoy mismo, se remite hoy mismo. A partir de hoy, el Presidente de la República tiene 10 días contados a partir de la fecha. En estos 10 días, el Presidente de la República puede enviar la terna a la que está facultado constitucionalmente mañana o puede enviarla dentro de 10 días. Esa es una facultad de él que tendrá que decirnos cuándo”. 

La lista votada incluye a Bernardo Bátiz y Verónica de Gyves, que formaron parte de la terna propuesta por Andrés Manuel López Obrador en enero del año pasado, cuando estaba en campaña. 

Además del actual fiscal en funciones, Alejandro Gertz Manero; a Bernardo Jaime González Garza, Ernesto López Saure, Xóchitl Padilla, Luis Manuel Pérez de Acha, Marcos Santana y Julio Ángel Sabines. 

El PRI dijo que avala esta lista, sin que ello implique que respaldará la terna que mande el presidente de la República, mientras que Acción Nacional mantuvo su postura de que el fiscal que surja de esta lista no garantiza la autonomía, que era el propósito de la reforma, y por ello rechaza la propuesta pues este es un proceso simulado “que buscó legitimar una decisión que el presidente ya tomó”. 

Morena aseveró que no buscan un fiscal carnal, pero sí un fiscal que de una vez abra ya las carpetas para empezar a castigar a la delincuencia. “Incluidos muchos políticos corruptos”, diría la senadora Lucía Meza.

Al fijar la postura del PRI, Claudia Anaya reclamó que no se elija a un fiscal carnal, que sea instrumento de venganza o persecusión política, sino que cumpla con la función que le encarga la Constitución

“Nadie quiere impunidad, todos queremos que si existen señalamientos de corrupción de cualquier tipo de delito se hagan las denuncias pertinentes en esta fiscalía, se aporten todas las pruebas que haya contra los sujetos señalados”, indicó. 

Al plantear que el PRI quiere un debido proceso y no está pidiendo impunidad, pero no se puede construir con cuestionamientos e insultos y dijo que avalar esta lista no implica que esa sea la postura para la terna que remitirá el Ejecutivo

Los panistas Guadalupe Murguía y Damián Zepeda afirmaron que el país requiere un fiscal que no sea subordinado ni empleado del presidente de la república, sino que investigue los delitos con eficiencia, independiente y que recupere la confianza en las instituciones de procuración de justicia. 

“En Acción Nacional consideramos que el proceso que siguió la Comisión de Justicia fue un proceso acelerado, de mera formalidad, solo un trámite que agotar para alcanzar un resultado que ya se tiene definido el presidente, incluso desde la campaña electoral”, asentó Murguía, al expresar el rechazo de su grupo al listado. 

También la panista Josefina Vázquez Mota subió a tribuna para señalar que el PAN no asume esta decisión solo por ser oposición, sino porque está en contra de la politización de la justicia y expuso su caso, cuando fue candidata a la gubernatura y se le acusó de delitos. 

Dijo que cuando recibió la carta con la disculpas de que no había denuncias en su contra, eso no bastó para sanar las heridas causadas. 

En su turno, los morenista Ana Lilia Rivera, Lucía Meza y Cristóbal Arias, entre otros, afirmaron que tampoco quieren un fiscal carnal, ni de revanchas políticas o persecución, prueba de ello es que hasta este momento no ha sucedido así. 

Sin embargo, Meza atajó que una vez que haya fiscal sí tendrá que “abrir todas las carpetas e ir contra los corruptos, muchos de ellos políticos”.

Deja un comentario