De  elespectador

Redacción Economía.

La resolución de la Superintendencia « pretende crear un sistema de control previo a los mensajes publicitarios », dice AMI.

Un enfrentamiento quedó planteado entre la Superintendencia de Industria y Comercio y la Asociación Colombiana de Medios de Infomación (Ami) ante la decisión de la entidad estatal de ordenar a Virgin Mobile abstenerse de emitir y divulgar campañas que vulneren derechos fundamentales.

La Dirección de Investigaciones de Protección de Usuarios de Servicios de Comunicaciones de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) le ordenó suspender la publicidad que lanzó la empresa para promocionar un nuevo plan de WhatsApp en la que usaban frases como: “La mató con $800 pesitos”, “lo hacía con las dos al mismo tiempo” y “consumía siete días a la semana”.

El gremio de los medios de información calificó de insólita la resolución de la Superintendencia de Industria y Comercio, expedida con ocasión de la publicación de piezas publicitarias de la campaña de Virgin Mobile Colombia.

« Se trata de la Resolución 92696 de 2018, mediante la cual se imponen medidas cautelares a Virgin y se exhorta a operadores de servicios de comunicaciones, medios de comunicación, a los gremios de los medios, anunciantes y empresas de publicidad, para que se abstengan de emitir y divulgar campañas publicitarias que vulneren derechos fundamentales como la dignidad humana, la igualdad y la no discriminación en contra de la mujer, y que transmitan mensajes de apología a conductas ilegales, ya no solo a juicio de esta Superintendencia como resultado de sus observaciones oficiosas sobre contenidos publicitarios, sino de todas estas entidades como censores de la pauta de sus clientes y anunciantes », dice en un comunicado de prensa AMI.

La Superintendencia de Industria y Comercio considera que la pieza publicitaria “refuerza estereotipos sexistas, lo cual no debe ser permitido por el Estado, ni mucho menos aceptado por la sociedad”.

Señala el gremio de los medios de comunicación que « esta singular pieza jurídica contiene decisiones frente a Virgin Mobile y emite órdenes de carácter general frente a terceros como AMI, los medios, otros gremios y empresarios ».

Advierte la AMI que estas decisiones generales « solo pueden ser adoptadas por quien tenga facultades para ello. Y en este caso, siendo una regulación que recaería sobre derechos fundamentales como la misma Resolución lo cita, solo podría ser adoptada por una ley, por lo que hay una abrogación de funciones legislativas. Y una ley con este perfil con seguridad resultaría inconstitucional ».

Destaca que la resolución de la Superintendencia « pretende crear un sistema de control previo a los mensajes publicitarios, lo cual es ilegal, pues la SIC carece de facultades para crear requisitos y obligaciones no previstas en una ley ». (De contexto: SIC ordena a Virgin Mobile suspender campañas como: “La mató con $800 pesitos”).

Insiste en que la entidad estatal descalifica « una publicidad con base en elementos y consideraciones subjetivas sin derecho de defensa, para justificar la creación de dicho control previo, lo cual en el caso de los medios, se traduciría en forzarlos a incurrir en censura previa sobre los contenidos de sus anunciantes y en hacerse responsables sobre los contenidos de terceros ».

En la resolución la entidad estatal de control reafirma que « si Virgin Mobile no cumple con la orden de suspender esas campañas publicitarias podría ser sujeta de una multa de más de 1.000 salarios mínimos mensuales legales vigentes ».

La AMI estima que la resolución viola el debido proceso por emitirse órdenes de carácter general por un funcionario carente de facultades para ello y advierte « obligaciones de censura al fijar controles previos con base en factores subjetivos ».

Deja un comentario