De  ultimahora

Mario Vaquerizo está viviendo un mal momento. El marido de Alaska lleva semanas retirado de su actividad diaria por los dolores que le está ocasionando la enfermedad que padece.

Este fin de semana, ha hecho una aparición televisiva para explicar lo que le sucede, «una degeneración que acaba en artrosis crónica».

En Sábado Deluxe reconoció: «Soy muy mal paciente, el dolor continuado no lo soporto. No puedo correr ni peinarme con el secador, pero beber cerveza sí», bromeó.

Pese a los fuertes dolores que todavía está sufriendo, los médicos le han dicho que su estado mejorará: «Me han dicho que esto es para siempre, pero que me recuperaré».

Vaquerizo se encuentra en esta crisis desde el pasado 28 de diciembre.

Deja un comentario