De  abc

Actualizado:

1. Los dos momentos más duros de un guardia urbano que vivió en primera línea el atentado de las Ramblas. Por la fortaleza con la que el guardia urbano Manel Bosch cuenta sus recuerdos de la tarde que pasó en primera línea de los atentados de las Ramblas, parece que tiene superados los trágicos hechos, pero por lo que cuenta, y cómo lo cuenta, se intuye que también lo ha pasado mal. Él confirma que ha tenido dos momentos en los que se vino especialmente abajo. «Cuando llegué a casa y le expliqué a mi mujer lo del bebé, que me impactó mucho, y me contó que me había visto por la tele y por internet, me vine abajo», recuerda. Decidió guardar la camiseta de ese día, manchada con sangre del bebé: «La tengo guardada bajo llave. Eso es para que no se nos olvide nunca lo que pasó». Esa noche, en la que apenas durmió, se desahogó y pudo seguir con las pilas cargadas los siguientes días, como si aparentemente estuviera bien tras haber estado en primera línea de intervención ante el peor atentado de la historia de Barcelona, después del de Hipecor.

2. Los Reyes llevarán su solidaridad pese al acoso separatista. Los Reyes de España y Condes de Barcelona vuelven hoy viernes a Cataluña, y lo harán acompañados por las altas autoridades del Estado con el deseo de poder rendir homenaje a las víctimas de los atentados ocurridos hace un año en Barcelona y Cambrils y trasladar a sus familias la solidaridad de todos los españoles. Sin embargo, tras la encerrona que Don Felipe sufrió en la concentración de hace un año, cuando los separatistas antepusieron sus reivindicaciones políticas al dolor de las víctimas, y después del acoso al que han sometido al Rey en sus posteriores visitas a Cataluña, la atención estará puesta en si los sectores soberanistas aprovecharán esta nueva oportunidad para mostrar respeto a las víctimas, o volverán a enlodar el acto con sus abucheos y proclamas.

3. Italia arde al saberse que Salvini se fue de fiesta el día de la tragedia de Génova. Como suele ocurrir en Italia después de una tragedia, como la del puente Morandi de Génova que ha causado al menos 39 muertos, se ha desatado en el país una furibunda campaña de todos contra todos, sin que nadie asuma responsabilidad alguna. Y la conducta del vicepresidente del Gobierno y ministro del Interior, Matteo Salvini, el día de la tragedia, ha avivado aún más las disputas. El martes del derrumbe del puente en Génova, Salvini se felicitaba a sí mismo porque al menos en ese día «triste» se había producido la «buena noticia» de que el barco Aquarius, con 141 inmigrantes a bordo, se había dirigido a Malta para atracar, porque todos los puertos italianos seguían cerrados. Para celebrarlo, Salvini tuvo una suculenta cena, a base de pescado, con 260 personas miembros de la Liga y organizada por la directiva local del partido en Furci Siculo, municipio de 3.500 habitantes de la provincia de Mesina (Sicilia).

4. La tragedia de Génova hunde en Bolsa a Atlantia y salpica a ACS. La investigación que esclarecerá las causas del desplome del puente Morandise demorará varios meses. El mercado, sin embargo, parece haber encontrado al culpable de la tragedia que se ha llevado la vida de 39 personas: Atlantia, una de las grandes concesionarias de Italia. La matriz de Autostrade per l´Italia, la empresa que se encargaba del mantenimiento de la infraestructura, se desangra en Bolsa. El martes tuvo que ser suspendida de cotización en varias ocasiones, mientras que ayer -el miércoles no hubo jornada bursátil en Italia- cayó un 22,26%. Un desplome que le hizo perder unos 5.000 millones de euros. La evolución de la cotización del grupo controlado por la familia Benetton es un fiel reflejo de la incertidumbre que se ha generado en torno al futuro de la compañía en las últimas horas.

5. Caballero desaparece mientras es señalado por el caso del muelle. Tan pronto como recibió la noticia del desplome de un muelle, con cientos de personas heridas, el alcalde de Vigo no tuvo remilgos en defender la celeridad de su respuesta: tardó «diez minutos», dijo, en personarse en la zona y ponerse al mando de un operativo que hasta entonces desconocía si entre las maderas y los cascotes se hallaban víctimas mortales. Después llegaron sus comparecencias ante la prensa, sus acusaciones al Puerto y sus afilados –y habituales–ataques contra la Xunta de Alberto Núñez Feijóo. Más tarde, dio paso al silencio. Abel Caballero acumula 48 horas sin ofrecer nuevas explicaciones del incidente, pese a las evidencias que señalan al Ayuntamiento como responsable último de que el festival O Marisquiño se celebrara allí: en una dársena que, lejos de ser inspeccionada en profundidad, pudo acabar siendo una trampa mortal.

6. Los jugadores no descartan ir a la huelga tras el anuncio de la Liga de jugar en EE.UU. Cuesta encontrar la paz en el fútbol español, que parece cosido al conflicto permanente. El verano que comenzó con la destitución de Lopetegui y que continuó con los problemas para encajar las fechas del calendario abre ahora un nuevo capítulo que amenaza con enturbiar el inicio de la Liga. Porque la decisión pionera de la patronal de disputar partidos oficiales lejos de España ha sentado muy mal en el sindicato de futbolistas (AFE) que no lo entiende ni lo comparte y amenaza con medidas de presión para que se tenga en cuenta a los jugadores a la hora de tomar decisiones de tanto calado como la hecha pública ayer por la Liga. «Estamos sorprendidos e indignados. Parece que es una sola persona la que mueve los hilos del fútbol español y eso no puede ser. Yo ya he hablado con muchos jugadores que no entienden lo que está pasando», afirma a ABC David Aganzo, presidente de la AFE.

Deja un comentario