De  okdiario

Banco Santander ha subido hoy en Bolsa, pero la rectificación con el nombramiento de Andrea Orcel le ha pasado factura y se ha anotado una subida mucho menor a la de sus competidores.

Los títulos de Banco Santander han subido un 1% en la sesión de este miércoles, pero a menor ritmo que otras empresas con intereses en Reino Unido (como IAG o Banco Sabadell), que sí han celebrado en Bolsa el ‘batacazo’ recibido por Theresa May en el Parlamento Británico. Tras la noticia de que la entidad cancelará el nombramiento de Andrea Orcel como consejero delegado, los inversores parecen desconfiar de la política de fichajes de Botín.

Andrea Orcel, que tenía que haberse incorporado a Santander en enero, iba a ser el encargado de terminar de perfilar el Plan Estratégico del banco. Ahora, sin su incorporación, la actual cúpula de Santander tendrá que concluir de elaborar ese plan. Pero la imagen que se ha trasladado al mercado con este retraso en las líneas estratégicas de la entidad no ha sido positiva.

El nombramiento de Orcel no había impactado en Bolsa de forma determinante, toda vez que no hablamos de un ‘fichaje estrella’, motivo por el cual “ni el mercado recogió cuando se anunció su contratación, ni va a reaccionar ahora cuando se da marcha atrás”, señala Antonio Sales, de XTB. Una opinión que comparte Alberto Iturralde, analista independiente, que afirma que el mercado no mira este tipo de contrataciones: “Los grandes fichajes de grandes empresas no suelen afectar al mercado”.

Sin embargo, lo cierto es que en la sesión de este miércoles los títulos de Banco Santander cotizan con castigo, que contrasta con el color verde que tienen los demás bancos españoles. El motivo, según los expertos, no es el no fichaje de Orcel, sino más bien la incertidumbre que se cierne sobre la entidad, que aún no sabe cuándo presentarán su Plan Estratégico. “Será en los próximos meses”, explican a OKDIARIO fuentes de Banco Santander, que aseguran que, por el momento, no pueden concretar mucho más.

Por su parte, el presidente y director general de inversiones de Bestinver, Beltrán de la Lastra, ha reconocido que le gusta más Banco Santander sin Andrea Orcel que con él, después de anunciar que, por primera vez, han incorporado a la entidad en su cartera ibérica.

Así lo ha indicado el máximo responsable de la gestora Bestinver un día después de que el consejo de administración de Santander decidiera no seguir adelante con el nombramiento del italiano Andrea Orcel como consejero delegado al considerar inasumible tener que hacer frente en su totalidad al bonus en diferido que se había comprometido a abonarle UBS cuando fue ‘fichado’ por la entidad cántabra.

De la Lastra ha explicado que la gestora nunca había tenido un margen de seguridad suficiente como para incorporar al banco a la cartera. No obstante, ahora observa que Santander está “muy diversificado”, con exposición tanto a países desarrollados como emergentes y con un “sólido” posicionamiento en las áreas en las que opera.

Deja un comentario