De  elespectador

Diego Ojeda / @diegoojeda95.

La Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI) propone que el próximo 24 de enero, a las 9:30 de la mañana, se honre a las víctimas del atentado a la escuela General Santander, y otras producto de la violencia, silenciando las redes sociales por media hora.

El silencio como repudio de la violencia no es un elemento nuevo en Colombia. El 7 de febrero del año 1948 el líder político, Jorge Eliécer Gaitán, dirigió una multitudinaria marcha donde la ausencia de arengas se tradujo en un ensordecedor grito de rechazo a los actos violentos.

Lea también: Jorge Eliécer Gaitán: 66 años sin la luz del caudillo

Casi 71 años después, una acción similar se propone desde el interior de la Andi, se invita a los colombianos a silenciar, durante media hora, sus redes sociales. Guardando las respectivas proporciones, esta sería como una marcha del silencio versión 2.0, una donde el espacio digital es el escenario para manifestar el descontento.

En su entrevista con El Espectador, el presidente de la ANDI y la cabeza detrás de esta iniciativa, Bruce Mac Master, afirmó que si bien las redes sociales se han constituido como el canal de libertad de expresión más importante de esta época, también tienen la fama de ser “el principal medio de agresión verbal que haya existido en la historia de la humanidad”, de allí que silenciarlas por un tiempo podría considerarse un gesto de paz.

Le puede interesar: Así combate Twitter a los troles en su plataforma

“Hacer media hora de silencio en las redes tiene un significado simbólico de respeto, rechazo y reflexión. El atentado a la Policía debe ser un motivo de unión de todos los colombianos en defensa de la vida y no un espacio de confrontación, como ha ocurrido en los últimos días”, precisó el directivo.

En concreto, la invitación que hace la ANDI es que el próximo jueves 24 de enero, siete días después del atentado, a las 9:30 de la mañana los colombianos dejen de usar su Facebook, Twitter e Instagram, entre otras redes sociales.

Pero la anterior no sería la única manifestación del rechazo a la violencia manifestada en las redes sociales. El Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones (MinTIC), adelantó una campaña en marzo del año pasado en la que, por medio de un taller digital, buscó generar conciencia frente a esta materia en la población.

Un estudio adelantado por este ministerio, que analizó el lenguaje empleado en 69.717 trinos, concluyó que la cantidad de toxicidad en los comentarios fue superior a los tweets estudiados. el uso de signos de exclamación y mayúsculas es más frecuente en este tipo de comentarios y los usuarios tóxicos no suelen usar foto de perfil.

El presidente de la ANDI aprovechó el espacio para enfatizar que en las redes somos seres humanos y no solo « un par de dedos disparando palabras ».

Deja un comentario