De  elmundo

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ayer en el Congreso. JAVI MARTÍNEZ

La Agencia Tributaria ha publicado, por primera vez, la Estadística de Datos Consolidados de Sociedades que evidencia, entre otros aspectos, que las pymes pagan mucho más por el Impuesto de Sociedades que las grandes empresas. Tanto, que si la comparación se hace entre las más pequeñas y las grandes corporaciones, el resultado es que las primeras abonan un tipo efectivo cuatro veces mayor que el de las segundas.

En concreto, las pequeñas empresas que hay en España pagan un tipo efectivo sobre beneficios del 18%, cifra que en el caso de las microempresas es del 14,7% y en el de las compañías medianas, del 13,6%. En cambio, el conjunto de las grandes empresas pagan un 7,8%, pero si se observa sólo las empresas que presentan más de 5.000 empleados la cifra es de apenas un 4%.

Además, los datos publicados por la Agencia Tributaria muestran que los bancos también abonan un tipo efectivo muy reducido. Así, el conjunto de las entidades de crédito abonan un 5,24%, aunque si se limita el análisis a los denominados grupos, que es donde se concentran verdaderamente las grandes entidades, el dato es sólo del 2,8%.

Estos datos, como ya se ha señalado, son el resultado de enfrentar el beneficio de las empresas y bancos con la cifra abonada por el Impuesto de Sociedades. Este indicador es habitualmente criticado por parte de las compañías multinacionales y grandes bancos ya que, afirman, no tienen en cuenta el desembolso por este impuesto que se realiza en otros países en los que tienen actividad pero, en cambio, estas cifras sí se contabilizan para el beneficio total.

En cualquier caso el objetivo de la publicación de esa nueva estadística, explica el organismo dirigido por Jesús Gascón, « es ofrecer una visión completa del impuesto, incluyendo, entre otras variables, la cuota líquida consolidada del Impuesto sobre Sociedades que es la medida adecuada de la aportación del conjunto de las sociedades a los ingresos tributarios del Estado ».

Sánchez pide un « debate franco »

El mismo día en el que se han publicado estos datos, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido que se produzca un « debate franco » sobre la fiscalidad de las empresas en España. Durante su intervención en el Senado, Sánchez ha recordado que una de las medidas en las que está trabajando el Ministerio de Hacienda es establecer un tipo mínimo efectivo del 15%. Junto a esta medida, el Ejecutivo creará también un impuesto digital para las « grandes corporaciones tecnológicas » y una figura que gravará las compras de acciones.

Todo este plan se encuadra en la creación de una fiscalidad « moderna » y adaptada a las nuevas tecnologías y realidades que quiere llevar a cabo el Ejecutivo de Sánchez. Hacienda siempre destaca que su plan está centrado en las grandes compañías y rentas altas, algo que es cierto, pero en cambio obvia que las rentas medias también sufrirán. Los ejemplos más evidentes son el impuesto al diésel, que afectará a muchos conductores, o el mencionado de la compra de acciones.

Deja un comentario