De  El espectador

Primero o uno

Me preocupé cuando un amigo de varios años le indicó a otro que no dijera «primero de enero», pues dizque «la Real Academia dijo que de ahora en adelante se dijera uno de enero y así para los demás meses». Acudí al Diccionario que se está renovando en la web y allí están intactos las dos formas de llamar el primer día de cada mes como «uno de…», usado en España, o «primero de…», en Latinoamérica.

He podido observar hace pocos días que «el diario leer de los antioqueños» está contraviniendo la norma que pide escribir con letras los nombres de los números que tienen una sola palabra y dicen por ejemplo: «Vamos a comprar 5 tortas 3 tamales y 1 jugo». No se dan cuenta los que así proceden de que el «un» no es el nombre del número cardinal «uno», sino el artículo indefinido «un». De eso nos damos cuenta si en vez de un jugo compramos «una» gaseosa.Tal error se ve feísimo.

Dos reglas muy desconocidas

«La Atenas del Suroeste». El Colombiano.

Cuando se toman las características de un nombre propio, en este caso, las de Atenas, para identificar otro nombre propio, la que se propone como ejemplo deja de ser nombre propio y va con minúscula: «La Atenas del suroeste» El caso que nos ocupa se refiere a Jericó. Además de eso los nombres de territorios que se identifican con los nombres de los puntos cardinales o de sus regiones aledañas no van con mayúscula. Así puedo decir: «La atenas del suroeste antioqueño es Jericó». Ambas correcciones son poco conocidas.

Las comillas

«‘Saber delegar trabajo’, ‘Recuperar tu Poder Personal’, ‘El club de las 5 de la mañana’». Portafolio.

Los tres libros que muestro tienen errores en la presentación de ellos. Todos tres están con comillas simples. No es el caso, son dobles las que se ponen en los títulos o bastardilla. El segundo título tiene dos mayúsculas que no las tiene el libro (hay foto que las muestra), y el último tiene una un número que puede ser en letras, aunque el arte lo muestre en cifra.

[email protected]

Deja un comentario