De  okdiario

Empleados de la central nuclear de Almaraz y vecinos y partidos políticos de esta ciudad extremeña han protagonizado este jueves diversas acciones reivindicativas a favor de que las eléctricas dueñas de la central, Iberdrola, Endesa y Naturgy, soliciten al Gobierno la renovación de la licencia de actividad para mantener los puestos de trabajo y la economía de la zona.

Unas 3.000 personas se han manifestado este jueves por la tarde por las calles de Navalmoral de la Mata, según la Policía Local, para protestar por el posible cierre de la central de Almaraz. Convocados por la Plataforma Ciudadana VIDA, exigen al Gobierno y a las eléctricas propietarias de la nuclear que mantengan la actividad de la instalación, clave en la economía de la comarca.

Tanto las federaciones de Industria de los sindicatos CCOO y UGT como el Comité de Empresa de la central -que han realizado un paro de 15 minutos este jueves- han pedido que se mantenga abierta la central y han exigido al presidente extremeño, José Fernández Vara, que se muestre firme ante el Gobierno.

También todos los partidos políticos a nivel local han defendido la continuidad de la central como forma de presionar a las eléctricas para que soliciten la renovación de la licencia de explotación de la instalación. El Ayuntamiento de Almaraz ha apagado todos los edificios públicos durante los 15 minutos de paro de los trabajadores y los grupos han mostrado su apoyo.

Iberdrola, Endesa y Naturgy

Las acciones de protesta se producen a unos días de que las tres compañías propietarias de Almaraz, Iberdrola -mayoritaria con un 53%-, Endesa y Naturgy, celebren una Junta Extraordinaria el 29 de enero para debatir sobre la central.

Fuentes de las compañías aseguran que no tiene que decidirse nada ese día puesto que el ‘dead line’ es el 31 de marzo. Las posiciones están enfrentadas, con Iberdrola más partidaria de cerrarlas y Endesa, de mantenerlas. La decisión que tomen los tres propietarios debe ser unánime y está pendiente también de que el Gobierno presente su Plan de Energía y Clima en los próximos días.

Precisamente esta semana las compañías eléctricas han comparecido en comisión en el Congreso a puerta cerrada para explicar su posición. Representantes de Iberdrola, Naturgy, Endesa y EDP han defendido la necesidad de que se les rebaje la carga fiscal para mantener abiertas las nucleares.

De hecho, según declaraciones de una diputada a Europa Press las cuatro eléctricas se mostraron partidarias de seguir adelante con la actividad. “Van a solicitar la prórroga todos”, han declarado diputados a esta agencia. Otras fuentes en cambio explicaron que solo Endesa se mostró firme en la defensa de pedir una prórroga de diez años más.

Deja un comentario