De  elespectador

Se trata de Bruder, una idea de negocio que busca brindarle a los amantes de esta bebida una experiencia innovadora y refrescante.

El negocio de la cerveza, sobre todo la artesanal, se ha tomado a Colombia. Y aunque pensar en producir esta bebida en un país donde una sola empresa, como Bavaria, tiene el 97 % de las ventas suena muy arriesgado, muchos emprendedores han querido entrar en esta industria. 

Lea también: Beer y la difícil tarea de producir cerveza

Un ejemplo de ello son los hermanos Julián y Héctor Martínez, oriundos de Boyacá, quienes desde hace tres años incursionan en el mercado cervecero con Bruder, un tipo de cerveza artesanal con base de fruta. “Hermano es la palabra clave para definir a Bruder, ya que este es su significado en alemán. Nosotros somos creadores de cervezas artesanales con sabores únicos, como lo son maracuyá, chocolate, piña, durazno, jengibre y menta”, asegura Julián Martínez. 

La idea de negocio nació como un proyecto universitario cuando estudiaban Ingeniera Química en la Universidad Nacional en Bogotá, en 2007. Un año más tarde lograron comprar los primeros equipos de acero inoxidable, pero fue finalmente en 2009 cuando formalizaron reglamentariamente el emprendimiento. Los jóvenes aseguran que la admiración que tienen por la cerveza alemana fue determinante para trabajar con compromiso y pasión, además de, poder innovar con diferentes aromas y sabores. « Queremos buscar siempre el equilibrio perfecto ». 

En Colombia funcionan alrededor de 151 cervecerías artesanales, dentro de un total de 195 microcervecerías, ideas de negocio que lucen como emprendimientos de aquellos que buscan ofrecer sus productos con valor agregado y ganar terreno este tan apetecido mercado.

« Héctor ya había tenido vínculos con esta industria al ser practicante universitario en una empresa de cervezas, su deseo de emprender y tener su propio negocio siempre fue su idea principal, así que decidimos unirnos y con la ayuda de nuestros padres y amigos la formalizamos », expresa Julián. 

Además: El cambio climático hará más costosa la cerveza

Dentro de la variedad de cervezas artesanales que ofrece Bruder se encuentran la rubia, negra y roja, además de sabores como chocolate, maracuyá, hierbabuena, piña, durazno, entre otras. « Aunque los sabores tradicionales han sido todo un éxito, la de maracuyá se ha llevado toda la atención. Esta cuenta con una receta autóctona con 5,0 % de alcohol, contiene amargor bajo, notas dulces, cítricas, herbales, frutales y lúpulos americanos », explica Héctor Martínez. 

Según los emprendedores, la innovación de la cerveza de chocolate también ha dado excelentes resultados. “Es una bebida que contiene cacao en polvo, caramelo, café, chocolate y malta”.

« Al producir en pocas cantidades estas bebidas, nuestro principal objetivo es el de obtener un producto con más sabor, más aroma y que genere más sensaciones que una cerveza tradicional, para esto se requiere el uso de materias primas de muy alta calidad y producción en pequeñas cantidades, sin acelerar ni forzar el proceso », expresan los hermanos.

A lo largo de los nueve años que lleva Bruder en el mercado, ha recibido cinco premios por su labor. El United States Open Beer Championship, en 2013, en Atlanta, Georgia, bajo la categoría de frutas; El International Taste and Quality Institute, en 2014, en Bruselas, Bélgica. En el mismo año, el Monde Selection en Bordeaux, Francia, compitiendo entre 3.230 productos procedentes de 87 países distintos. Por último, participaron en el International Taste and Quality Institute en 2017, en Bruselas, Bélgica, y obtuvieron el premio Superior Taste Award con dos estrellas de calidad. 

Le puede interesar: Dos emprendimientos colombianos harán cerveza sostenible

« Dentro de la línea sostenible hemos encontrado que el impacto que se genera la producción de nuestra cerveza es muy pequeño, el principal subproducto es el afrecho proveniente del grano empleado en la elaboración de cerveza, este se vende para alimentación animal. Otro subproducto es gas carbónico, del cual una buena parte es reutilizado para ajustar la carbonatación al final del proceso cervecero y finalmente, el empaque que usamos es vidrio, el cual es inerte y completamente reutilizable », asegura Julián Martínez. 

Dentro de las dificultades que han enfrentado los emprendedores a la hora de producir cerveza está el conseguir la materia prima. « Los principales insumos, tal como los distintos tipos de malta o el lúpulo se deben importar de Alemania, Bélgica, Chile y Estados Unidos, lo cual encarece el producto”.

En cuanto a la cebada, el cultivo es ya casi un cultivo exótico en Colombia, puesto que las zonas sembradas cayeron de las más de 50.000 hectáreas hace 25 años a 4.725 en el 2017. Las importaciones por su parte superan las 127.000 toneladas anuales.

Según la firma Euromonitor, el consumo ‘per capita’ de cerveza en Colombia al año es de 44 litros aproximadamente frente a los 200 que se registran en República Checa.

*Si quiere conocer más sobre emprendimiento y liderazgo sostenible, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook:

 

Deja un comentario