De  El espectador

Por: Jorge Hernán Colmenares

De manera paralela a la sanción que impuso Coldeportes mediante Resolución 000017 del 8 de enero de 2019 al club Patriotas Boyacá S.A., de suspensión de su reconocimiento deportivo hasta el momento en que cumpla todas las obligaciones laborales pendientes con los deportistas su cargo, se ha divulgado la Circular No. 004 de 2018 expedida también por Coldeportes, la cual regula las denominadas Comisiones de Gobernanza y Transparencia en el Deporte.

Dichas Comisiones pretenden establecer seguimiento e informar a Coldeportes sobre el cumplimiento de los llamados “acuerdos de gestión”, los cuales tienen por objeto normalizar “el cumplimiento legal y estatutario del organismo deportivo”, estipulándose que no habrá acuerdo cuando falte voluntad de normalización, haya reincidencia o la gravedad de las irregularidades amerite otras medidas.

En la anotada Circular se establece que las Comisiones de Transparencia serán designadas por la Federación respectiva y que estarán integradas por el Director del ente deportivo Departamental (Institutos de Deportes o su similar), una persona de reconocida idoneidad y un deportista de nivel competitivo con reconocimiento a nivel departamental y/o nacional, echando de menos la participación de algún delegado de la Federación, la cual como cabeza del respectivo deporte debe apoyar de manera activa los procesos propuestos.

A pesar que la Circular no lo dice, los acuerdos de gestión surgen como consecuencia de visitas administrativas o tomas de información que adelante Coldeportes en ejercicio de las funciones de inspección, vigilancia y control a los organismos deportivos de nivel departamental (ligas deportivas) y municipal (clubes deportivos), incluidos los clubes profesionales, sean organizados como corporaciones o sociedades anónimas.    

A mi juicio este mecanismo preventivo debe hacerse extensivo también a las Federaciones convencionales y paralímpicas, debiendo establecerse en cabeza del Comité Olímpico y/o Paralímpico, la facultad de nombramiento de los miembros de la Comisión. Considero adicionalmente que es importante que se establezca un término para el funcionamiento de dichas Comisiones y la obligación de estas de rendir informes por lo menos bimensualmente a quien las nominó y a Coldeportes, a fin de que se conozca de primera mano los avances logrados.

Por otro lado, propongo que la función asignada de dar recomendaciones de prácticas de buen gobierno, las cuales son de suprema importancia en el sector deportivo, deberían ser  trasladadas a una Comisión de alto nivel, la cual debe encargarse de direccionar la presentación de un esquema general de recomendaciones sobre todo el Sistema Nacional del Deporte y no solamente sobre los organismos deportivos con irregularidades detectadas.

Sin duda es satisfactorio este mecanismo ideado por la nueva dirección de Coldeportes a cargo de Ernesto Lucena, el cual va en la línea de fortalecer el deporte municipal y departamental, sobre la base del desarrollo de la facultad de control que tiene asignado dicho Departamento Administrativo por vía constitucional.

 

Deja un comentario