De  elespectador

Bloomberg.

El aumento de las temperaturas está reduciendo el rango de las plantas arábicas silvestres, el grano más popular entre los bebedores.

El cambio climático afectará la producción y calidad del café, estiman analistas.Bloomberg News.

El productor de café Masumi Kondo se envolvía en una acogedora manta en las noches frescas de la década de 1970, cuando comenzó a cultivar en la región de Franca, en el estado brasileño de Sao Paulo. Ahora, gracias a un clima persistentemente más cálido, necesita aire acondicionado.

No solo los hábitos de sueño de los agricultores responden a cambios en el clima. El aumento de las temperaturas está reduciendo el rango de las plantas arábicas silvestres, el grano más popular entre los bebedores. Desde Brasil hasta Etiopía y Kenia, los productores se están moviendo cuesta arriba y están implementando nuevas tecnologías para mantener los rendimientos.

Dentro de las próximas siete décadas, los lugares donde el café arábica puede crecer naturalmente probablemente caerán al menos 50 por ciento, aseguran en un informe del miércoles científicos del Real Jardín Botánico de Gran Bretaña. La abundancia actual de granos, que ha limitado los precios del café en las tiendas de todo el mundo, podría revertirse a medida que el cambio climático reduzca el tamaño potencial de la cosecha en los próximos años.

« Los precios más bajos, como los que estamos viendo en este momento, serán un riesgo mayor que el cambio climático durante los próximos tres años », asegura Geordie Wilkes, jefe de investigación en Sucden Financial Ltd. “Los productores en Centroamérica están perdiendo. A más largo plazo, 10 años en adelante, el cambio climático será lo más importante para el mercado”.

Los granos de arábica –los favoritos de Starbucks Corp. para sus bebidas de café– son la fuente más común de café en todo el mundo, prosperando en regiones frescas con estaciones lluviosas y secas diferenciadas. Necesitan temperaturas durante todo el año de 15 a 24 grados centígrados, según el Instituto de Investigación del Café. Demasiado frío y se congelan. Demasiado cálido y la calidad del café disminuye. El sabor de los granos depende de las noches frescas.

Sin embargo, los agricultores están notando que el rango de la planta está cambiando debido al aumento de las temperaturas.

« La productividad de las plantas de café ha disminuido mucho », asegura Kondo, cuya familia tiene 120 hectáreas de árboles de arábica. “Además del calor, ya no llueve como antes. Hace unos años, decidimos no comprar un nuevo terreno para expandirnos, ya que evaluamos que el riesgo climático de plantar café aquí es más alto ».

El mayor riesgo es para la versión silvestre de las plantas de arábica, que contienen el repositorio genético necesario para producir nuevos sabores y plantas más robustas. Los científicos de Kew dijeron que el rango natural de esas plantas se está reduciendo por tres razones: cambio climático, hongos y deforestación. Su preocupación es que más de la mitad de todas las especies de café silvestres podrían extinguirse para 2088.

El arábica silvestre, ha entrado en una lista de peligro de los científicos. En las próximas décadas, es posible que los cultivadores deban cambiar al grano robusta, que puede crecer en lugares más cálidos pero también tiene un sabor más fuerte. Con la desaparición de las especies silvestres, los cultivadores tienen menos opciones genéticas para adaptar las plantas de arábica a diferentes circunstancias de crecimiento.

« Si observamos los últimos 200 años de producción de café, existe un sector cafetero porque la industria ha podido volver a los recursos genéticos silvestres para buscar rasgos específicos de resistencia a las enfermedades y a temperaturas más cálidas », asegura Aaron Davis, jefe de investigación de café en Kew y autor principal de uno de los informes. « La cartera de especies de cultivos de café tendrá que ser diversificada en el futuro frente a los nuevos y cada vez mayores desafíos ».

Los agricultores están tomando en serio la amenaza del clima. En Brasil, el mayor exportador de café del mundo, los productores están buscando alternativas, como plantar más árboles en la misma área para mantener niveles de rendimiento rentables.

Según los científicos de Kew, trasladar las granjas de café a un terreno más alto y más fresco podría preservar parte de la agricultura a gran escala en el área.

« Mientras los agricultores tengan la capacidad de invertir en nuevas tecnologías, podría ser posible mitigar en cierta medida », afirma Casper Burgering, economista sénior del sector en ABN Amro Bank NV. “No es posible mitigar por completo. Habrá un efecto en la oferta de café en el futuro « .

Deja un comentario