De  Milenio

Ciudad de México /

El gigantesco tiburón blanco hembra Deep Blue, quizá uno de los más grandes del mundo, fue descubierto por buzos en Hawai el domingo, cuando el temible depredador se daba un festín con el cadáver de un cachalote, reportaron medios estadunidenses.

El incidente en Oahu fue notable porque el avistamiento anterior se documentó a casi 4 mil 200 kilómetros de distancia en la Isla Guadalupe, en la península de Baja California.

« Mi primera reacción fue simplemente de incredulidad », dijo Mark Mohler al diario USA Today, quien capturó imágenes del escualo. « Ella siguió a tres tiburones tigre hacia el cadáver del cachalote, y su gran tamaño los hizo parecer barracudas ».

Según el diario estadunidense, Deep Blue tiene marcas de piel únicas que ayudaron a su identificación. Esos tiburones suelen migrar a mar abierto, hasta Hawai, a fines del otoño o principios del invierno. La mayoría regresa a Guadalupe a principios o mediados del verano.

Deep Blue, que mide unos 7 metros, se hizo famosa luego de ser presentada en un documental de 2014. El gigantesco tiburón protagonizó titulares de nuevo en 2015 cuando Mauricio Hoyas Padilla, un científico con sede en México, compartió imágenes que mostraban a la tiburón merodeando a fotógrafos submarinos protegidos por jaulas, en la Isla Guadalupe.

En julio de 2018, Padilla dijo a la cadena ABC que creía que el tiburón era una hembra embarazada de aproximadamente y metros de largo y más de 50 años. Pero George Burgess, director emérito del Archivo Internacional de Ataques de Tiburones —en el Museo de Historia Natural de Florida—, duda de esa estimación.

« Es un tiburón blanco muy grande, obviamente. Uno de los más grandes que se hayan visto en el agua », dijo Burgess a ABC News. « No estoy seguro de mida siete metros, sospecho que es un poco menos que eso. Tal vez seis o seis y medio, si tuviera que adivinar ».

FM

Deja un comentario